Waters of Life

Biblical Studies in Multiple Languages

Search in "Spanish":

Home -- Spanish -- John - 011 (The fullness of God in Christ)

This page in: -- Arabic -- Armenian -- Bengali -- Burmese -- Cebuano -- Chinese -- English -- Farsi? -- French -- Georgian -- Hausa -- Hindi -- Igbo -- Indonesian -- Javanese -- Kiswahili -- Kyrgyz -- Malayalam -- Peul -- Portuguese -- Russian -- Serbian -- Somali -- SPANISH -- Tamil -- Telugu -- Thai -- Turkish -- Urdu -- Uyghur -- Uzbek -- Vietnamese -- Yiddish -- Yoruba

Previous Lesson -- Next Lesson

Juán - Los Brillos Ligeros en la Oscuridad
Un Curso de Estudio del Evangelio de Cristo segun Juán

PARTE 1 - El Brillo de la Luz Divina (Juán 1:1 - 4:54)
B - Cristo conduce a sus discípulos de la esfera de arrepentimiento a la alegría de la boda (Juán 1:19 - 2:12)

1. Una delegación del Sanedrín preguntas Bautista (Juán 1:19-28)


JUÁN 1:19-21
“Esto es testimonio de Juan, cuando los Judíos enviaron sacerdotes y Levitas , que le preguntasen:¿Y Tú quién eres tú? , Y confesó, y no negó, mas declaró: No soy yo el Cristo. Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías?" Dijo: No soy ¿Eres tú el profeta?" Y respondió: no.”

Un revivamiento tuvo lugar en el Valle del Jordán,el cual se centró en el Bautista. Miles fueron, no siendo intimidados por los caminos silvestres, las altas montañas y los precipisios profundos. Bajó al Bautista para escuchar la voz de este nuevo profeta y ser bautizados por él para la remisión de sus pecados. Las multitudes generalmente no son ignorantes, como el altivo frecuentemente piensa, pero tienen hambre y anhelo de orientación divina. Rápidamente puede discernir a las personas con poder y la autoridad de Dios . No quisieron oír sobre normas y rituales, mas bien deseaban encontrarse con Dios.

Los miembros del Sanedrín, el más alto Tribunal religioso de los judíos, eran conscientes de este renacimiento. Ellos enviaron una delegación de sacerdotes y sus ayudantes, los cuales eran responsables de sacrificar las ofrendas. Ellos fueron con la intención de cuestionar el Bautista, por lo que si parecía que el estaba blasfemando podría eliminarlo inmediatamente.

Este encuentro entre Bautista y los delegados desde el Sanedrín fue formal y peligroso. El Evangelista Juan llama a estos hombres que vinieron de Jerusalén, Judios. Con este nombre el revela uno de los temas de su Evangelio. En esos tiempos el pensamiento judío era rígidamente literal en cuanto a la ley, lleno de fanatismo y envidia, por esto Jerusalén fue convertido en el centro de la oposición al espíritu de Cristo.

En el Antiguo Testamento los sacerdotes, especialmente los fariseos, eran los enemigos y vigilantes de cada desarrollo religioso que se desviaba de sus planes y control ( Se tiene que notar aqui que no todos los Judios estaban en contra de Juan). Es por esto que ellos decidieron atrapar al Bautista con sus preguntas.

"Quién eres tú?" fue la primera pregunta dirigida a Juan, quien estaba rodeado por una multitud penitente, escuchando atentamente a lo que el decia. ¿"Quien te autorizó a hablar? - le seguieron preguntando- ¿Has estudiado la Ley y teología? ¿Te consideras encargado por Dios, o incluso te ves a ti mismo como el Mesías?'

Juan vio el engaño que estaba detrás de estas preguntas y él sabiendo esto no mintio . Si él hubiese dicho, "Yo soy el Mesías", ellos le condenarían y apedriarian; y aun más, si él hubiese dicho: 'No soy el Mesías', la gente alrededor de él lo dejaría y ya no lo consideraria tan importante. Los descendientes de Abraham, en ese tiempó estaban sufriendo bajo la vergüenza de ser colonizados por los Romanos. Ellos anhelaban por un Salvador, que les podría liberar del yugo Romanos.

Juán confesó abiertamente que él no era el Cristo, ni el hijo de Dios. Él no aceptó un título que iba en contra de la orientación del Espíritu Santo. Mas bíen el escogió permanecer manso y fiel a su vocación, confiando que Dios en su tiempo confirmaría su mensaje.

Después de su primeras preguntas la delegacion de sacerdotes le pregunto: ¿Erés tu Elías? Este nombre se refiere a la promesa de Malaquías 4:5, donde la escritura dice que antes de la llegada del Mesías, un profeta aparecería en el espíritu y el poder del famoso profeta Elías, que hizo caer fuego del cielo sobre sus enemigos y resúcito a una persona muerta con el permiso de Dios. Todo la multítud considerabá a Juán como un héroe y líder de su nación. Pero Juán se humilló a sí mismo, a pesar de que en verdad fue el profeta prometido, el cuál Cristo comfirmaría mas tarde (Matthew 11:14).

Despúes, los sacerdotes le preguntaron si él era este profeta prometido, sobre quien Moisés había prefetisado que como él, él concedería un nuevo y gran Pacto (Deuteronomio 18:15). Podemos ver que detrás de esta preguntá fue el deseo de ellos el saber quién le había enviado a hablar como un profeta. Ellós persistieron preguntando quién era y qué autoridad tenía y si hablaba por revelación o por sí mismo.

Juán se negó a asumir él mismo el papel y el rango de Moisés. El no quiso establecer un nuevo pacto con Dios sin tener el permiso de hacerlo. Tampoco quiso llevar a su pueblo a una victoria militar. Sino el permaneció fiel en medio de la tentación y no llegó a ser presumido o orgulloso, siendo al mismo tiempo prudente y sabio, no respondiendo a sus enemigos con nada más que las palabras necesarias. Es importante que apliquemos estos principios en nuestras vidas.

ORACIÓN: Señor Jesús, gracias por enviar a Juán el Bautista a nuestro mundo, un hombre que nunca llegó a ser orgulloso. Perdóna nuestro orgullo en pensar que somos más grandes y importantes que otros. Enseñanos a comprender que somos indignos sirvientes y que sólo Tú eres grande.

PREGUNTA:

  1. ¿Cuáles fueron los objetivos de las preguntas planteadas por los delegados del Tribunal judío?

www.Waters-of-Life.net

Page last modified on April 13, 2012, at 10:21 AM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)