Waters of Life

Biblical Studies in Multiple Languages

Search in "Spanish":
Home -- Spanish -- Romans - 012 (The Wrath of God against the Nations)
This page in: -- Afrikaans -- Arabic -- Armenian -- Azeri -- Bengali -- Bulgarian -- Cebuano -- Chinese -- English -- French -- Georgian -- Hausa -- Hebrew -- Hindi -- Igbo -- Indonesian -- Malayalam -- Polish -- Portuguese -- Russian -- Serbian -- Somali -- SPANISH -- Telugu -- Turkish -- Urdu? -- Yiddish -- Yoruba

Previous Lesson -- Next Lesson

ROMANOS - El Señor es nuestra Justicia
Estudios en la Epístola de Pablo a los Romanos
PARTE 1 - La justicia de Dios condena a todo pecador, y justifica y santifica a todo creyente en Cristo (Romanos 1:18 - 8:39)
A - Todo el mundo está bajo el maligno, y Dios juzgará a todos en justicia (Romanos 1:18 - 3:20)

1. La ira de Dios contra las naciones se revela (Romanos 1:18-32)


ROMANOS 1:24-25
24 Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, 25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

El versículo 24 nos muestra el primer nivel de la revelación de la ira de Dios. El Juez Santo abandona a todos los que le conocen, pero no le honran, para que caigan a los sucios deseos carnales de sus corazones. Llegan a ser espiritualmente ciegos debido a su desobediencia. Ya no ven a Dios como el centro del universo, sino comienzan a centrarse en sí mismos; porque el egoísmo comienza a crecer en todos los que no aman a Dios. Como tales, la dirección de sus vidas ha cambiado, y finalmente llegan a ser dominados por el espíritu del "YO" en lugar de Dios. Viven solo para placeres carnales y deseos físicos, abandonando su responsabilidad hacia Dios y negando su existencia.

Y donde la voluntad del hombre es esclavizado a sus concupiscencias y lujurias, entonces el pecado se evidencia no solamente en teoría, sino también en la práctica, pues casi todos los pecados fuera del cuerpo se practican después de que éste haya sido contaminado. Tu conciencia repele toda clase de impureza, porque la práctica del pecado corrompe la imagen de Dios en ti. Tu cuerpo fue hecho para ser el templo del Espíritu Santo. Cualquier pecado contra él constituye una profanación de su templo, porque introduce deshonra y contaminación en tu cuerpo, el cual fue creado a la imagen de Dios.

Hay pasos que conducen a la impureza. Cuando un hombre se aparta de Dios, pasa de ser normal a ser anormal. Considera legal aquello que no lo es, porque torcer la verdad de Dios nos introduce en un estado en que ya no somos conscientes del pecado. Una persona pervertida es una persona indiferente, corrompe a otros, y es esclavizado a sus propia lascivia, sensualidad, lujuria e incontinencia. ¡Cuán profundo es el mar de la tentación, de corrupción del cuerpo y alma, y de las maldiciones que proceden de una vida sin el Espíritu de Dios!  El pecado parece dulce y agradable al principio, pero cuando lo practicamos, sentimos repugnancia hacia él, y llegamos a sentir hasta vergüenza de nosotros mismos. De esta misma manera, muchos sentirán vergüenza cuando sus abominaciones sean descubiertas en el Juicio Final.

La esencia del pecado no es la perversión, sino la adoración equivocada.  Dar la espalda a Dios corrompe el eje interior del hombre, porque tan pronto como se aparta de su Señor, vive sin dirección. El que no reconoce a Dios está obligado a hacerse ídolos, porque no puede vivir sin orientación. Pero todos los ídolos de los hombres son falsos, perecederos, y fabricaciones humanas de calidad pobre. ¡Si solo pudiese distinguir entre esta vida y la eternidad! Entonces no estaría esclavizado al dinero, a los espíritus, a los libros o a personas.

Solo hay Uno que merece nuestra alta estimación y reverencia. Es el Omnipotente, sin el cual no ocurre nada, el Omnisciente y Sabio, misericordioso con sus criaturas. Qué su alabanza esté siempre en nuestras bocas, porque él es exaltado e infalible, y no hay injusticia en él. Su amor es nuevo cada mañana. Su fidelidad es grande. Él nunca muere y nunca cambia. Nos guarda con una paciencia invencible. ¡Ojalá que todos los hombres quisiesen volver a su Creador para encontrar un fundamento sólido para sus vidas, una regla para sus valores, y una meta para su esperanza!

Pablo selló su afirmación que el Creador es bendito para siempre con la palabra "Amén", como si su escrito fuese una oración y un testimonio. La palabra "amén" significa "Así sea". Verdaderamente y con toda certeza Dios es incomparable. Que el Señor haga que su divinidad sea el propósito principal de nuestros pensamientos, planes, y acciones para que nuestras vidas y nuestras mentes sean sanas y saludables. El mundo sin Dios es la antesala del infierno, porque aquellos quienes se han entregado a las lujurias de sus corazones se corrompen con una vergonzosa suciedad y vileza.

ORACION: Te adoramos o Dios Santo, porque tú eres eterno, limpio, y justo. Tú nos creaste en perfecta forma, y nos guardas en tu pura bondad. Te amamos, y te pedimos que atraigas nuestros corazones hacia ti para que podamos vivir para ti, honrarte, y darte gracias en todo momento. Perdónanos por apartarnos de ti, y límpianos de nuestra suciedad. Líbranos de nuestros ídolos para que no amemos a nada en este mundo sino a ti.

PREGUNTA:

  1. ¿Qué es la consecuencia de la incorrecta adoración de Dios?

www.Waters-of-Life.net

Page last modified on January 25, 2013, at 08:37 AM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)