Waters of Life

Biblical Studies in Multiple Languages

Search in "Spanish":
Home -- Spanish -- Romans - 002 (Identification and apostolic benediction)
This page in: -- Afrikaans -- Arabic -- Armenian -- Azeri -- Bengali -- Bulgarian -- Cebuano -- Chinese -- English -- French -- Georgian -- Hausa -- Hebrew -- Hindi -- Igbo -- Indonesian -- Malayalam -- Polish -- Portuguese -- Russian -- Serbian -- Somali -- SPANISH -- Telugu -- Turkish -- Urdu? -- Yiddish -- Yoruba

Previous Lesson -- Next Lesson

ROMANOS - El Señor es nuestra Justicia
Estudios en la Epístola de Pablo a los Romanos
El comienzo: Salutación, agradecimiento a Dios y énfasis sobre “la Justicia de Dios”, como lema de su Epístola (Romanos 1:1-17)

a) Presentación y bendición apostólica (Romanos 1:1-7)


ROMANOS 1:1
1 “Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios,”

Al nacer, a Pablo le pusieron por nombre Saulo, por el orgulloso rey de Israel, Saúl, de la tribu de Benjamín. Pero cuando el que perseguía a la iglesia vio la gloria de Cristo, se dio cuenta de que no era nada. Entonces su nombre fue cambiado a “Pablo”, que significa “el pequeño”, y empezó su famosa epístola con estas palabras: Yo, el pequeño, soy esclavo de Jesucristo.

Al decir que era esclavo de Cristo, Pablo reconoce que ha renunciado a su libertad para someterse totalmente a su Maestro. De su propia voluntad se vació, se humilló y murió a su orgullo, y de ahí en adelante vivía para cumplir los propósitos del Espíritu de Cristo, llevando a cabo la voluntad de su Señor con gran gozo. Esto significa que el Cristo vivo mismo es el escritor de esta carta a los Romanos, habiéndosela revelado a su siervo, quien le escuchaba. Huelga decir que esta relevación no le fue hecha a Pablo en contra de su voluntad, sino con su feliz consentimiento, porque Cristo no esclaviza a los que creen en él, sino los deja libres, para creer, y amar, ¡y incluso, para independizarse de él! Pero no quieren separarse de él, porque él es la fuente de amor; libremente se sumergen en él.

Pablo fue exaltado a una posición alta de dignidad y honor debido a su humildad como esclavo de Cristo. Su Señor le había llamado a ser su apóstol para extender su reino entre las naciones, proveyéndole con autoridad y derechos, como los reyes y presidentes dan autoridad y poder a sus embajadores, siempre que éstos se mantienen contacto y están de acuerdo con ellos. Como embajador, Cristo también te llama a ti directamente a su servicio hoy. Abre tu corazón a la llamada de Jesús y encomiéndate completamente a él sin demora, en sumisión y humildad, para que su poder pueda fluir por medio de ti a otros. Como embajador de Cristo a las naciones, Pablo podía cambiar el mundo con sus epístolas. Nadie, excepto Cristo, es mayor que Pablo, “el pequeño”.

¿Qué fue esta buena nueva que Palo, el esclavo de Cristo, comunicó? No fue otro sino el glorioso evangelio de Dios. Pablo no vino con sus propios pensamientos, sino presentó el evangelio de Dios a un mundo miserable y pecador. La palabra “evangelio” fue conocida a los romanos de su tiempo. Fue empleado en la casa del emperador romano Cesar para anuncios oficiales, por ejemplo, cuando le nacía un hijo, o para anunciar que había conseguido la victoria sobre sus enemigos. La palabra, por lo tanto, significa una proclamación de buenas nuevas al nivel imperial. En el caso de Pablo, él  anunció las buenas nuevas de Dios a los hombres, testificando de la presencia de Cristo, su victoria sobre los poderes enemigos y los resultaos de su salvación, y esto, para que sus oyentes pudiesen ser santificados y hechos partícipes de la justicia divina.

El Dios Santo separó a Pablo, el abogado, y le libró de la esclavitud del maligno, para que él pudiese, a su vez, librar a los que habían puesto sus cuellos bajo el pesado yugo de la ley, agarrados a las buenas obras de la ley, e introducirlos en el estado de la gracia, para que ya no intenten lograr su propia redención por medio de buenas obras, sino entrar en el cielo por medio de Cristo, quien es la única puerta que conduce a su Padre.

ORACIÓN: Oh Señor Jesucristo, te damos gracias porque llamaste a tu esclavo Pablo y le enviaste al mundo para que pudiésemos oír tu palabra por medio de él. Perdona nuestro orgullo y egoísmo, y ayúdanos a humillarnos para que podemos llegar a ser esclavos de tu amor, y así cumplir tu bondadosa voluntad juntamente con todos los demás creyentes de mundo.

PREGUNTA:

  1. ¿Cuáles son los títulos que Pablo se otorga a sí mismo al presentarse en la primera frase de su epístola?

www.Waters-of-Life.net

Page last modified on January 25, 2013, at 08:19 AM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)