Waters of Life

Biblical Studies in Multiple Languages

Search in "Spanish":
Home -- Spanish -- Romans - 031 (The Resurrected Christ Fulfills his Righteousness)
This page in: -- Afrikaans -- Arabic -- Armenian -- Azeri -- Bengali -- Bulgarian -- Cebuano -- Chinese -- English -- French -- Georgian -- Hausa -- Hebrew -- Hindi -- Igbo -- Indonesian -- Malayalam -- Polish -- Portuguese -- Russian -- Serbian -- Somali -- SPANISH -- Telugu -- Turkish -- Urdu? -- Yiddish -- Yoruba

Previous Lesson -- Next Lesson

ROMANOS - El Señor es nuestra Justicia
Estudios en la Epístola de Pablo a los Romanos
PARTE 1 - La justicia de Dios condena a todo pecador, y justifica y santifica a todo creyente en Cristo (Romanos 1:18 - 8:39)
C - Justificación significa una nueva relación entre Dios y el hombre (Romanos 5:1-21)

2. El Cristo resucitado cumple su justicia en nosotros (Romanos 5:6-11)


ROMANOS 5:6-8
“Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. 7 Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osará morir por el bueno. 8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”.

Después de la revelación de la ira de Dios y su juicio justo, Pablo nos guía al arrepentimiento sincero, y al quebrantamiento de nuestro ego para prepararnos a aceptar la justificación por fe, asirnos de la gran esperanza en Cristo, y continuar en el fiel amor de Dios. Aunque hemos entrado en esta salvación, todavía necesitamos recordar nuestro pasado para que no lleguemos a ser orgullosos.

Todos los dones espirituales, la paz, la gracia, el amor, la purificación, la fe, la esperanza, y la paciencia no son producidos por nosotros mismos, ni vienen por medio de nuestros poderes humanos. Son el resultado de la muerte de Jesús, quien entregó su vida, no por sus hermanos amados, sino por los injustos, entre los cuales Dios nos ve a nosotros. El hombre es como una bomba de maldad. Corrompe no solo a sí mismo, sino también a otros. En esta condición Cristo nos amó y murió por nosotros.

En su humildad vemos el gran amor de Dios. Raras veces encontramos a alguien dispuesto a sacrificar su confort, su tiempo, su dinero, y su descanso, o su vida para favorecer la mejoría de su hermano enfermo, Tal vez alguien entregaría su vida por su patria, o una madre sacrificaría su vida por sus hijos, pero nadie estaría dispuesto a renunciar su vida por criminales, por enemigos rechazados; solo Dios haría esto.

Este principio constituye el punto culminante de nuestra fe. Cuando éramos desobedientes enemigos de Dios, el Santo Ser nos amaba. Él se asociaba con los pecadores en la persona de su Hijo, y murió para expiar los pecados de sus asesinos. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. Esto dijo Cristo, y por medio de su dicho vemos que llamaba a sus enemigos “sus amigos”, porque nos amó a todos, aún hasta la muerte.

El amor de Dios para con nosotros es tan grande que perdonó nuestros pecados en la cruz antes de que pecásemos, y aún antes de que naciésemos. Por los tanto, no tenemos que esforzarnos a justificarnos, solo necesitamos aceptar la gracia divina, y creer que hemos sido justificados, y entonces el poder de la salvación de Jesús se evidenciará en nosotros.

ROMANOS 5:9-11
9 “Pues, mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. 10 Porque si siendo enemigos fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. 11 Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido la reconciliación”.

Ahora, ¡regocíjate y salta con gozo! Porque hemos llegado a ser justificados delante de Dios por medio de nuestra unión con Cristo. El diablo ya no tiene derecho de acusarnos. La sangre de Cristo ha limpiado tanto nuestro cuerpo como nuestra alma. Este estado nuevo durará para siempre, porque la intercesión de Jesús nos salvará de la ira de Dios en el Día del Juicio.

Pablo profundiza para nosotros la ciertísima verdad de la salvación con los siguientes matices:

Primero: Fuimos reconciliados con Dios cuando nosotros vivíamos en enemistad y rebeldía contra él. Esta reconciliación se efectuó sin nuestro consentimiento, y sin pagar nosotros el coste. De hecho éramos incapaces e indignos de comenzar esta reconciliación. Es solo un regalo de su gracia que solo fue posible por medio del Hijo de Dios quien se encarnó y murió por nosotros.

Segundo: Si la muerte de Cristo efectuó cambios tan grandes, ¡cuánto más logrará nuestra salvación la vida del Cristo! Ahora que hemos determinado por voluntad propia ser reconciliados con Dios, deseamos hacer su voluntad de todo corazón para que su poder pueda obrar en nosotros. Así, la vida eterna, que no es otra cosa sino la misma vida de Cristo, nos ha llegado por medio de nuestra fe en el Cordero de Dios. Esta vida nos es dada por el Espíritu Santo, la esencia del amor de Dios. Estas revelaciones divinas producen paz, gozo, tranquilidad y alabanza en nuestros corazones. El Espíritu del Señor es la garantía de nuestro futuro glorioso, porque el que permanece en amor, permanece in Dios y Dios en él.

Tercero: Así Pablo tuvo la valentía a ascender a tal altura de gloria para decir: “Nosotros también nos regocijamos en Dios”, expresión que significa que el Santo Ser mismo mora en nosotros, y nosotros vivimos en él, porque, además de ser reconciliados con él, el Espíritu Santo, quien es Dios mismo, ha hecho de nuestros cuerpos un templo para la Divinidad. ¿Te regocijas con la presencia de Dios en ti? Entonces, quebrántate, considérate como nada, adora a tu Señor, y fíjate en el rango tan alto al cual la muerte de Cristo te ha elevado.

ORACIÓN: Nos postramos delante del poder del amor promulgado en el Jesús crucificado y entregamos nuestros cuerpos a los propósitos del amor de Dios, amor que nos abraza a nosotros, hombres indignos de mentes degeneradas. No queremos mirarnos a nosotros mismos, sino más bien hundirnos en el océano del amor divino.

PREGUNTA:

  1. ¿Cómo fue manifestado el amor de Dios?

www.Waters-of-Life.net

Page last modified on August 09, 2013, at 08:44 AM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)