Waters of Life

Biblical Studies in Multiple Languages

Search in "Spanish":
Home -- Spanish -- Colossians -- 021 (Christ, Image of His Father and Creator of the Universe)
This page in: -- Arabic -- Chinese -- English -- German -- Portuguese -- SPANISH -- Turkish

Previous Lesson -- Next Lesson

COLOSENSES - Cristo en vosotros, la esperanza de gloria
Meditaciones acerca de la epístola del apóstol Pablo a la iglesia en Colosas

PARTE 1 - Los fundamentos de la fe cristiana (Colosenses 1:1-29)

5. Cristo la imagen de su Padre y el Creador del universo (Colosenses 1:15-17)


COLOSENSES 1:15-17
15 El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. 16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 17 Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten.

Cristo la imagen de Dios

Pablo vio a Cristo en su gloria y poder ante Damasco. Desde entonces sus pensamientos y su teología fueron moldeados totalmente por el brillo de su Señor celestial. Antes, Jesús había vivido como hombre en esta tierra ocultando su majestad, pero ante Damasco vio y experimentó el misionero a las naciones la gloriosa majestad como una irrupción de la eternidad a nuestro tiempo y la interpretó como imagen del Todopoderoso exaltado.

Pero Dios en su gloria se mantuvo oculto. El pecado de la humanidad lo separaba de sus criaturas. Su apariencia radiante hubiera horadado a todos y extinguido. Su grandeza y fuerza primitiva, sin embargo, llegaron a percibirse en el Jesucristo Resucitado.

Jesús mismo había asegurado a sus discípulos: ”El que me ha visto a mí, ha visto al Padre” (Juan 14:9). Su autotestimonio se refería en primer lugar al santo amor del Padre, su verdad misericordiosa y su paciente humildad. En Jesús, la creación del hombre había alcanzado su objetivo y propósito (Génesis 1:27). Su Padre se hizo visible en él.

El apóstol Juan había visto junto con Pedro y Jacobo, en el monte de la transfiguración, a Jesús en su gloria sobrenatural, sin embargo no lo comentó en detalles, solamente mencionó: “...y vimos su gloria” (Juan 1:14). En edad avanzada, en su exilio en la isla de Patmos, vio al Resucitado como Señor y Juez de la humanidad: “Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi ... a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. 14 Su cabaza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; 15 y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas. 16 Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. 17 Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último; 18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades” (Apocalipsis 1:12-18).

El primogénito ante toda creación

“Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios y Dios en él” (1.Juan 4:16). Un enamorado tiene a la persona amada delante de él, a la que ama intensamente y la conoce. Como Dios es amor, nunca estuvo solo, sino que tiene un compañero de igual condición, que ama desde el comienzo. Cristo es el primogénito Hijo de Dios. El existió ante todo lo creado , como el que existe eternamente. El no fue creado , sino que El siempre existió en Dios. Su nacimiento en Belén, no era el comienzo de su existencia, sino su encarnación. Todo el carácter hereditario de su Padre, su Espíritu y su gloria descansan en El. El vivía y vive con su Padre en completa armonía, en mansedumbre y humildad. El dijo: “Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra” (Juan 4:34).

Todas las iglesias confiesan con el credo de Nicea, que Cristo es: “Dios de Dios, luz de luz, Dios verdadero de verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre”.

En cambio el Islam confiesa de Cristo,que fue creado y nunca engendrado de Dios. De este modo llegó a ser con el obispo Arius y sus seguidores una potencia anticristiana. Todos los que dicen: “Cristo fue creado de Dios” no son verdaderos cristianos, porque entonces Cristo hubiera sido sólo un esclavo de Dios. Pero Cristo es el único Hijo engendrado de Dios y no es una criatura. El Eterno es su Padre. El es su imagen. Si Cristo hubiera sido creado, todos sus seguidores serían solamente esclavos de Dios. Pero como Jesús es el Hijo de Dios, también sus seguidores son llamados a ser hijos e hijas de Dios. Dios no es un déspota inconstante, sino su Padre, por medio de Jesucristo, su primogénito Hijo.

ORACIÓN: Padre santo, te agradecemos que tu Hijo Jesús apareció a Pablo, en tu gloria y en su propia gloria ante Damasco, y que su discípulo Juan pudo testificar: “¡y vimos su gloria!”. Adoramos al Hijo de María, porque es tu imagen y nos ha mostrado en su vida tu amor santo. Tú permaneces en él y él en nosotros. Amén.

PREGUNTA:

  1. ¿Qué significa la palabra de Jesús: “El que me ve, ve al Padre”?

www.Waters-of-Life.net

Page last modified on April 23, 2012, at 10:05 AM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)